Seleccionar página

Como todo toca a su fin, ya tocaba volver a su sede canónica después de la Semana Santa de 2017.

El domingo pasado día 23 de abril finalizaban en el Santuario de la Inmaculada Concepción los actos relacionados con nuestra semana grande por parte de la Hermandad de Penas y Dolores volviendo desde la Parroquia de Santiago Apóstol. Un acto que comenzaba a las 18h y sobre su parihuela de siempre, madre e hijo juntos, portados por hermanos costaleros.

El año que viene volveremos a disfrutaros en la calle como siempre.

Fotografías: Jesús Asencio

error: Si deseas alguna foto ponte en contacto con nosotros!